Blog completo

Contaminación en los Suplementos

Contaminación en los Suplementos

8 Octubre 2019 | Autor: Lic. Luis Alberto Gómez Marín | 0 visitas

El uso de suplementos nutricionales puede ser una manera efectiva y practica para alcanzar nuestros objetivos dietéticos, siempre y cuando se cumplan ciertas condiciones como principio activo, concentración e individualización. De hecho, existen macronutrientes (proteínas, carbohidratos y grasas), micronutrientes (vitaminas y minerales) y ciertas sustancias que mejoran el rendimiento (e.g., cafeína, creatina, beta-alanina).

El consumo de estos se encuentra ampliamente difundido en la población general, quienes buscan a través de programas de entrenamiento y de alimentación alcanzar sus objetivos planteados, y en los deportistas de todos los niveles competitivos. Esta es la razón por la que es muy común el mal uso, el abuso y contaminación de los suplementos dietarios.

Uno de los principales problemas que está fuera del control del consumidor, es la veracidad en el etiquetado, ya que estos pueden estar contaminados con sustancias dopantes, lo cual puede ocurrir accidentalmente por contaminación cruzada o de manera intencional para acelerar los efectos del producto (Bonilla DA et al., 2017).

Esta contaminación puede causar varios riesgos a la salud, como problemas del corazón, del hígado y riñones, que pueden ocurrir por exposición a estos contaminantes a largo plazo. De igual manera, en el caso de los deportistas competitivos, además de los riesgos a su integridad física, se encuentra la posibilidad de resultar positivo en las pruebas anti-doping, lo cual implicaría la suspensión temporal o definitiva en el ámbito competitivo (Gayer H et al., 2004).

¿Cuál sería una posible solución a este problema?

Hay varios enfoques a considerar, este dependerá del contexto específico de cada consumidor:

  • No usar ningún suplemento alimenticio: Es la única manera de asegurar al máximo que no se esté expuesto a estas prácticas de la industria. Quienes pueden optar por esto son las personas físicamente activas o la población general, ya que solo buscan mejorar su salud o lo hacen con fines estéticos.
  • Buscar marcas y productos con experiencia y sellos de calidad nacional e internacional.Existen marcas que con el propósito de dar valor agregado a sus productos y asegurar las buenas prácticas de manufactura se someten a auditorias para obtener diversos sellos de calidad, que aseguren como mínimo la seguridad a nivel de salud o acreditar que son libres de sustancias dopantes o consideradas prohibidas por la agencia mundial anti-dopaje (WADA, World Anti-Doping Agency). Entre algunos de estos sellos se encuentran; “Informed-Sport”, “Informed-Choice”, “BSCG (Banned Subtances Control Group)” o “Cologne List” (Martínez-Sanz J., 2017).
  • Usar productos y compuestos con respaldo científico en cuanto su beneficio se refiere. Los productos que normalmente alegan o presentan leyendas como “aumenta el rendimiento deportivo”, “reduce la grasa corporal” o “fórmula hipercalórica” son los que han mostrado tener mayor riesgo de contaminación, al contener diversas sustancias prohibidas por el Comité Olímpico Internacional (COI) y por WADA. Los macronutrientes y micronutrientes de mayor pureza, por lo general, no se ven envueltos en este tipo de escándalos, (Burke L., 2010).

Por último, queremos hacer énfasis que lo más importante en este aspecto es estar asesorado por un nutricionista-dietista con especialización en el ámbito deportivo, el cual sepa qué compuestos resultarían útiles y con menor riesgo de contaminación, y sobre todo que maneje suplementos efectivos y seguros; tales como, según varias organizaciones internacionales, los conformados por macronutrientes (Bebidas, Geles y Barras deportivas, Proteína de suero de leche, Caseína y Carbohidratos), los micronutrientes (Vitaminas y Minerales) y los mejoradores del rendimiento como la Cafeína, Monohidrato de Creatina, Bicarbonato, Beta-alanina y Nitratos (Burke L. 2010; Kersick CM et al., 2018; Maughan RJ et al., 2018).

Referencias:

  • 1.Bonilla DA, Vargas S, Pazo S, Petro JL. (2016). Supplements Contamination; a Real Enemy in Physical Activity & Sports. J Anal Pharm Res 5(1): 00126. DOI: 10.15406/japlr.2017.05.00126
  • 2.Burke L. Nutricion en el deporte, un enfoque práctico” Editorial medica panamericana. (2010).
  • 3.Geyer H, et al. Analysis of Non-Hormonal Supplements for Anabolic-Androgenic Steroids-Results of an International Study. Int J Sport Med. (2004).
  • 4.Kerksick, C. M., Wilborn, C. D., Roberts, M. D., Smith-Ryan, A., Kleiner, S. M., Jäger, R., ... & Greenwood, M. (2018). ISSN exercise & sports nutrition review update: research & recommendations. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 15(1), 38.
  • 5.Maughan, R. J., Burke, L. M., Dvorak, J., Larson-Meyer, D. E., Peeling, P., Phillips, S. M., ... & Meeusen, R. (2018). IOC consensus statement: dietary supplements and the high-performance athlete. International journal of sport nutrition and exercise metabolism, 28(2), 104-125.
  • 6.Martínez-Sanz JM, Sospedra I, Ortiz C, Baladía E, Gil-Izquierdo A, and Ortiz-Moncada R. Intended or Unintended Doping? A Review of the Presence of Doping Substances in Dietary Supplements Used in Sports. Nutrients. (2017).